jueves, 14 de septiembre de 2017

Abogado Laboralista en Castellón. Telf: 662061250

Cuando un trabajador es despedido por la empresa, ya sea por vía objetiva o por vía disciplinaria, tiene la oportunidad de reclamar contra dicho despido, para conseguir una indemnización o incluso la readmisión, siempre que el despido sea improcedente (no se ajuste a las causas legales del despido, o vulnere algunos principios como la proporcionalidad o la presunción de inocencia).

El plazo para interponer una demanda contra el despido, es de 20 días hábiles desde la comunicación del despido.

Se trata de un plazo breve, que es muy importante respetar, pues transcurrido el mismo, ya nada se puede hacer contra el despido, por muy injusto que sea el mismo. El trabajador habrá perdido cualquier posibilidad de conseguir su indemnización o readmisión en la empresa.

Al contrario que los días naturales, los 20 días hábiles se cuentan sin tener en cuenta sábados, domingos, ni festivos (incluyendo festivos locales). El mes de agosto es hábil para despidos, es decir, durante el mes de agosto los 20 días van transcurriendo.

A continuación, veremos algunas precisiones sobre este importante plazo de 20 días. Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en Castellón o Valencia, puedes llamarme sin compromiso.


Inicio del cómputo del plazo de 20 días

El plazo se inicia desde el día siguiente a la comunicación del despido. La comunicación del despido debe ser escrita, necesariamente, no obstante, en caso de despido verbal o despido tácito (que con toda certeza son improcedentes), igualmente se aplica el plazo de 20 días desde el momento de comunicación o efectividad del mismo (baja en la TGSS), así que en ningún caso hay que dejar transcurrir ese plazo.

Incluso en algunos casos, se comunica el despido con anterioridad a la efectividad del mismo. Por ejemplo, en caso de despido objetivo, el empresario está obligado a dar al trabajador un preaviso de 15 días antes de despedirlo definitivamente. Sin embargo, el trabajador puede presentar la demanda desde el momento de comunicación del despido, sin esperar a que se agote el citado plazo de preaviso.

Suspensión del plazo por presentación de la demanda en el SMAC

Cuando se presenta la demanda previa de conciliación, ante el Servicio de Conciliación, Arbitraje y Conciliación (SMAC), el plazo de 20 días se suspende durante 15 días, y se reanuda una vez celebrado el acto de conciliación o transcurridos los 15 días de suspensión (aplicable para casos en los que el SMAC lleva retrasos por exceso de demandas).

La reanudación del plazo no se reinicia desde cero, sino que computan los días que se consumieron antes de la presentación de la demanda en el SMAC, por tanto, si se presentó la demanda el séptimo día hábil tras el despido, restarán únicamente 13 días hábiles para presentar la demanda judicial.

Es importante no dejar transcurrir los plazos, para dejar un margen que permita corregir errores o solventar imprevistos.

Como el plazo es tan breve, en caso de despido, resulta muy ajustado volver a presentar una demanda en el SMAC si la inicial tiene defectos. Por eso, el trabajador debe rehusar presentar una demanda él mismo, y debe asesorarse desde el primer momento por un abogado.

Vacaciones no disfrutadas

En ocasiones el trabajador comprueba en su vida laboral que se mantiene de alta en la TGSS, como trabajador de la empresa, mientras se cotizan las vacaciones no disfrutadas tras el despido. 

Se trata de un hecho irrelevante, el plazo de cómputo de 20 días hábiles para reclamar contra el despido, es desde la comunicación de la carta de despido, sin importar que el trabajador siga de alta en la empresa por razón de vacaciones.


Abogado Laboralista en Castellón. Telf: 662061250

Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Laboralista Castellón - Profesionales en la defensa de tus derechos - Aviso Legal