Ir al contenido principal

Indemnización por despido e IRPF

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250

Debe partirse de la idea de que -en principio- las indemnizaciones por despido están exentas de impuestos, más concretamente de IRPF, y tampoco cotizan a la Seguridad Social. Sin embargo, para que esta exención tributaria sea efectiva, debe seguirse la vía legalmente establecida para la impugnación por despido, pues de lo contrario, Hacienda puede considerar estas indemnizaciones como rendimientos de trabajo, y puede hacerlas tributar como si de salarios se tratase.

Algunas empresas reconocen la improcedencia del despido en la propia carta de despido, y no solo eso, sino que también abonan la indemnización en el acto. Salvo que se trate de un despido objetivo, esta operación es errónea y perjudicial para el trabajador, puesto que con la famosa reforma laboral de Mariano Rajoy, el despido exprés desapareció, y con éste desapareció la posibilidad de las empresas de reconocer la improcedencia y pagar la indemnización en la carta de despido (se intenta así evitar fraudes varios). 

¿Qué pasa si reconocen la improcedencia en la carta de despido y pagan la indemnización sin más trámite? Que la indemnización tributa a Hacienda. Si al trabajador se le paga una indemnización de 9.000.-€ netos, y se le aplica una retención del 15%, pagará 1.350.-€, cuando no debería hacerlo.

En este artículo vamos a explicar qué proceso debe seguirse para que la indemnización por despido quede exenta de impuesto.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en Castellón, llama sin compromiso.



Algunas empresas entregan un finiquito al trabajador donde recogen la indemnización por despido y practican esta retención por IRPF -lo cual es erróneo y perjudica al trabajador que paga impuestos cuando no debería-, y otras empresas pagan una cuantía de indemnización sin que aparentemente se haya practicado ninguna retención por IRPF, lo cual es aún más erróneo y perjudica aún más al trabajador, porque el trabajador no paga impuestos, pero si Hacienda "le pilla", pagará la retención más los recargos correspondientes.

Aún en caso de mostrar conformidad el trabajador con la indemnización que ofrece la empresa, lo correcto es que se este acuerdo se homologue ante el funcionario del SMAC, pues de lo contrario, se pagan impuestos. 

Para esto, el despido debe ser impugnado por el trabajador en el plazo de 20 días hábiles (art. 59 ET), lo cual se hace mediante demanda de conciliación, y caso de existir acuerdo, el día de la conciliación se homologará ante el funcionario del SMAC, (o en ciertos casos, por ejemplo de insolvencia, estratégicamente, ante del Juzgado Social). 

Mediante esta acción de impugnación de despido, la empresa puede reconocer la improcedencia del despido, y cumplir con los efectos del art. 110 LRJS (indemnización o readmisión), sin ningún perjuicio para ésta (salvo en materia de bonificaciones, lo cual ya es otro cantar). 

Una vez realizado este trámite, la indemnización por despido improcedente queda libre de impuestos. Por este motivo, insistimos a los trabajadores a que nos contacten, presenten demandas (que en caso de existir acuerdo, serán de lo más económico) y acuerden sus indemnizaciones (aún cuando hayan sido abonadas por la empresa de forma precipitada) 

En el acto de conciliación, la empresa y el trabajador mostrarán conformidad, y la relación laboral quedará definitivamente extinguida, sin nada más pedir ni reclamar, quedando saldada y finiquitada en todos sus extremos.

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250

Comentarios

Entradas populares de este blog

Negativa de reingreso tras una excedencia voluntaria

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250 Cualquier trabajador con más de un año en la empresa puede solicitar una excedencia voluntaria , siempre que haya transcurrido un mínimo de 4 años desde su anterior excedencia. La duración de la excedencia no puede ser inferior a 4 meses, ni superior a 5 años. Aunque los Convenios Colectivos pueden estipular un plazo mayor. La solicitud de la excedencia debe presentarse a la empresa por escrito haciendo constar el inicio y fin de la excedencia. Para disfrutar el derecho a la excedencia, se precisa una concesión expresa de esta, es decir, otro escrito firmado por la empresa aceptando la excedencia. Durante la excedencia voluntaria, se suspende el contrato de trabajo, y los efectos son los siguientes: 1. El trabajador deja de prestar servicios. 2. La empresa deja de remunerar al trabajador.  3. El tiempo de excedencia no computa a efectos de antigüedad. 4. El trabajador tiene un derecho preferente al reingres

Deudas con empresas en concurso de acreedores

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250 Ha sido bastante habitual en estos años de crisis y sigue siendo bastante habitual en la actualidad, la quiebra empresarial, cuando existe un volumen de deudas imposible de asumir por la empresa, que obliga a la misma a iniciar el llamado "concurso de acreedores". En muchas ocasiones, estos concursos de acreedores afectan a los trabajadores que pueden ver impagados sus salarios o pueden ser incluso, despedidos por la amortización de puestos de trabajo por la situación económica adversa que atraviesa la empresa. Al margen del complejo régimen al que se somete a la empresa concursada, que pierde el control sobre su propio patrimonio, al trabajador le inquieta una sola duda "qué ocurre con sus deudas". En el presente artículo, vamos a explicar en cuatro rasgos generales, las consecuencias de un concurso de acreedores, y las soluciones para el trabajador. Si necesitas consultar o contratar a un ab

¿Qué puedo hacer durante una baja médica?

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250 Cuando un trabajador cae enfermo, o tiene un accidente, ya sea laboral o común, tiene derecho a solicitar la baja médica y guardar reposo mientras recupera su salud. La empresa debe respetar ese periodo de baja, -aunque siendo francos, muchas veces en la práctica no se cumple, debido a los perjuicios que causa a la empresa un trabajador de baja (cotizaciones sociales, un vacante que debe cubrirse, etc), y por estos motivos, si el trabajador tiene poca antigüedad, suele ser despedido-. No obstante, reconduciendo al tema que interesa en este artículo ¿Puede sancionarse o despedirse a un trabajador por simular una enfermedad o lesión durante la baja médica? La respuesta es afirmativa. Puede sancionarse o despedirse a un trabajador que simule enfermedad o lesión, así como a aquellos que durante la baja médica, realicen actividades incompatibles, o que obstaculicen o retrasen su recuperación. Siempre recuerdo el caso de una t