sábado, 16 de junio de 2018

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250

Ha sido bastante habitual en estos años de crisis y sigue siendo bastante habitual en la actualidad, la quiebra empresarial, cuando existe un volumen de deudas imposible de asumir por la empresa, que obliga a la misma a iniciar el llamado "concurso de acreedores".

En muchas ocasiones, estos concursos de acreedores afectan a los trabajadores que pueden ver impagados sus salarios o pueden ser incluso, despedidos por la amortización de puestos de trabajo por la situación económica adversa que atraviesa la empresa.

Al margen del complejo régimen al que se somete a la empresa concursada, que pierde el control sobre su propio patrimonio, al trabajador le inquieta una sola duda "qué ocurre con sus deudas".

En el presente artículo, vamos a explicar en cuatro rasgos generales, las consecuencias de un concurso de acreedores, y las soluciones para el trabajador.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en Castellón, con experiencia cobrar créditos de empresas concursadas, puedes ponerte en contacto conmigo sin compromiso.


Plazo para reclamar las deudas

En situaciones generales, las reclamaciones hay que presentarlas dentro del plazo correspondiente según el art. 59 del Estatuto de los Trabajadores, esto es;


Sin embargo, cuando la empresa es declara en concurso de acreedores, entra en juego un nuevo plazo, el de la comunicación de créditos a la Administración Concursal, que deberá practicarse en el plazo de 1 mes desde la publicación en el BOE del concurso de acreedores.

Además, las demandas vigentes, deberán ampliarse también contra la Administración Concursal.

Una vez declarado el concurso, los plazos de prescripción se interrumpen, y volverán a reiniciarse una vez concluido el concurso.

Seguir trabajando en la empresa y cobrar el salario

Para el caso de que el empleado, siga trabajando en la empresa, tras haber sido declarada en concurso de acreedores, debería cobrar los salarios, pues se consideran créditos contra la masa, y deben pagarse automáticamente, igual que el salario de los últimos 30 días anteriores a la declaración del concurso. De lo contrario, las empresas concursadas deberían cesar inmediatamente su actividad.

Cobro efectivo de las deudas

El salario de los últimos 30 días con anterioridad a la declaración del concurso, se pagan de forma inmediata. El resto de salarios tienen la consideración de créditos con privilegio general y se pagaran de acuerdo con las normas del concurso.

Si la empresa no tiene activo suficiente para pagar las deudas, el Administrador Concursal emitirá un certificado concursal que será suficiente para reclamar la deuda al Fondo de Garantía Salarial (FOGASA).

Límites del Fondo de Garantía Salarial (FOGASA)

El FOGASA se hará responsable de las deudas salariales y de las indemnizaciones en favor del trabajador, cuando la empresa sea declara en concurso de acreedores y no tenga patrimonio para satisfacer estas deudas.

Lamentablemente, FOGASA establece unos límites para el pago de las deudas, que son los siguientes:

1. Salarios: FOGASA únicamente paga 120 días de salarios con el límite del doble del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Si el salario del trabajador supera el doble del SMI, la parte excedente se perderá, igual que se perderán los salarios impagados que superen los 120 días.

2. Indemnizaciones: FOGASA paga indemnizaciones por despido o extinción del contrato, equivalentes a 1 año de salario del trabajador. La parte excedente se pierde.


Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250

Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Laboralista Castellón - Profesionales en la defensa de tus derechos - Aviso Legal