Mostrando entradas con la etiqueta Indemnización despido. Mostrar todas las entradas

Indemnización por despido e IRPF

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250

Debe partirse de la idea de que -en principio- las indemnizaciones por despido están exentas de impuestos, más concretamente de IRPF, y tampoco cotizan a la Seguridad Social. Sin embargo, para que esta exención tributaria sea efectiva, debe seguirse la vía legalmente establecida para la impugnación por despido, pues de lo contrario, Hacienda puede considerar estas indemnizaciones como rendimientos de trabajo, y puede hacerlas tributar como si de salarios se tratase.

Algunas empresas reconocen la improcedencia del despido en la propia carta de despido, y no solo eso, sino que también abonan la indemnización en el acto. Salvo que se trate de un despido objetivo, esta operación es errónea y perjudicial para el trabajador, puesto que con la famosa reforma laboral de Mariano Rajoy, el despido exprés desapareció, y con éste desapareció la posibilidad de las empresas de reconocer la improcedencia y pagar la indemnización en la carta de despido (se intenta así evitar fraudes varios). 

¿Qué pasa si reconocen la improcedencia en la carta de despido y pagan la indemnización sin más trámite? Que la indemnización tributa a Hacienda. Si al trabajador se le paga una indemnización de 9.000.-€ netos, y se le aplica una retención del 15%, pagará 1.350.-€, cuando no debería hacerlo.

En este artículo vamos a explicar qué proceso debe seguirse para que la indemnización por despido quede exenta de impuesto.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en Castellón, llama sin compromiso.



Algunas empresas entregan un finiquito al trabajador donde recogen la indemnización por despido y practican esta retención por IRPF -lo cual es erróneo y perjudica al trabajador que paga impuestos cuando no debería-, y otras empresas pagan una cuantía de indemnización sin que aparentemente se haya practicado ninguna retención por IRPF, lo cual es aún más erróneo y perjudica aún más al trabajador, porque el trabajador no paga impuestos, pero si Hacienda "le pilla", pagará la retención más los recargos correspondientes.

Aún en caso de mostrar conformidad el trabajador con la indemnización que ofrece la empresa, lo correcto es que se este acuerdo se homologue ante el funcionario del SMAC, pues de lo contrario, se pagan impuestos. 

Para esto, el despido debe ser impugnado por el trabajador en el plazo de 20 días hábiles (art. 59 ET), lo cual se hace mediante demanda de conciliación, y caso de existir acuerdo, el día de la conciliación se homologará ante el funcionario del SMAC, (o en ciertos casos, por ejemplo de insolvencia, estratégicamente, ante del Juzgado Social). 

Mediante esta acción de impugnación de despido, la empresa puede reconocer la improcedencia del despido, y cumplir con los efectos del art. 110 LRJS (indemnización o readmisión), sin ningún perjuicio para ésta (salvo en materia de bonificaciones, lo cual ya es otro cantar). 

Una vez realizado este trámite, la indemnización por despido improcedente queda libre de impuestos. Por este motivo, insistimos a los trabajadores a que nos contacten, presenten demandas (que en caso de existir acuerdo, serán de lo más económico) y acuerden sus indemnizaciones (aún cuando hayan sido abonadas por la empresa de forma precipitada) 

En el acto de conciliación, la empresa y el trabajador mostrarán conformidad, y la relación laboral quedará definitivamente extinguida, sin nada más pedir ni reclamar, quedando saldada y finiquitada en todos sus extremos.

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250

Reclamar contra el despido

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250


Si has sido despedido, probablemente en este momento te invada un mar de dudas y temores. En primer lugar, no te preocupes, el mundo no termina en tu empresa, hay otros trabajos que te están esperando, por tanto, el despido no es más que un punto de inflexión que te brinda la oportunidad de empezar de nuevo.

Si crees que tu despido es injusto, no cumple los requisitos legales, o el empresario no puede demostrar lo que alega en la carta de despido (por ejemplo, pérdida de clientes, cambios organizativos, etc), puedes presentar una demanda por despido contra tu empresa. El plazo para hacerlo es de 20 días hábiles.

Con esto, podrás conseguir:

- Una indemnización por despido improcedente de 45/33 días de salario por año trabajado (por ejemplo, para un trabajador que cobra 1.200.-€ brutos x 14 pagas, y tiene un antigüedad de 3 años, le correspondería una indemnización de 4.556,97.-€, lo cual no está nada mal).

- O bien la readmisión en la empresa (manteniendo todas las condiciones de trabajo y la antigüedad), aunque la readmisión es una opción muy poco socorrida; al fin y al cabo, tras un despido, ni a la empresa ni al trabajador les interesa volver a trabajar.

El despido además, te reputa como desempleado, por lo que en el plazo de 15 días, podrás solicitar el paro. Si se te pasa dicho plazo, no te preocupes, solicítalo igualmente, pero como penalización te descontarán los días que te hayas sobrepasado del plazo.

A continuación, vamos a ver algunas cuestiones más sobre el despido. Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en Castellón o provincia, puedes llamarme sin compromiso.


Tipos de despido

Existen muchos tipos de despido, que se agrupan principalmente en dos: el despido disciplinario y el despido objetivo. Aunque también existen otros tipos de despidos, como el despido forzoso.

Independientemente de cual sea el motivo de tu despido, puedes presentar una reclamación contra el mismo.

Muchas veces los despidos son improcedentes: no cumplen los requisitos legales, o no están acreditados (el empresario no puede demostrarlos). Esto da derecho al trabajador a cobrar una indemnización.

Pruebas contra el despido

En principio, es obligación del empresario demostrar que existen motivos para despedir al trabajador. 

Es decir, si el empresa alega que ha despedido al trabajador por causas disciplinarias, por ejemplo, faltas de respeto, faltas de asistencia, hurto de material de oficina, etc.; deberá demostrar que esas alegaciones son ciertas. 

Si la empresa alega que ha despedido al trabajador por causas objetivas, por ejemplo, pérdidas económicas, cambios organizativos, etc.; deberá demostrar que existen esas causas objetivas y que además cumplen los parámetros exigidos legal y jurisprudencialmente.

No obstante, el papel del abogado del trabajador, debe ser recabar pruebas suficientes para desmontar la versión del empresario. A tal efecto, sirven testigos, emails, comunicaciones varias, grabaciones de voz (incluso ocultas, siempre que el grabador participe en la conversación) o cualquier otro tipo de prueba válido.

Es posible alcanzar un acuerdo por despido

En efecto, es posible alcanzar un acuerdo sin necesidad de llegar a juicio. Estos acuerdos pueden alcanzarse tanto en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC), o en el Juzgado.

No es para nada recomendable firmar un acuerdo extrajudicial por despido, puesto que en ese caso, el trabajador deberá tributar por la indemnización que le pague la empresa. Si el acuerdo se alcanza en un organismo oficial, la indemnización está libre de impuestos.

Tampoco es recomendable firmar un acuerdo por despido en el SMAC si se duda de la solvencia de la empresa, puesto que en caso de que la empresa sea insolvente, el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) no paga las indemnizaciones acordadas en el SMAC, por tanto, ese dinero se pierde.


Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Laboralista Castellón - Profesionales en la defensa de tus derechos - Aviso Legal